17 ene. 2011

Nos perdimos por la sierra.


Ayer salimos de ruta Sandra y yo, sin madrugar mucho pero con el suficiente tiempo para hacernos una buena cantidad de kilómetros. Lo bueno de salir sobre las 10.00 es que ya sales desayunado de casa y por lo tanto pues dinerito que me ahorro en no almorzar en un bar, que parece ser los dueños de los abres piensan que los moteros estamos forrado por que un bocadillo con bebida y café te clavan 8 € en la mayoría de sitios y la calidad la verdad no va acorde.

Como he dicho salimos sobre las 10.00 un poco antes creo y a parte de que hace mas frío que los días anteriores había bastante niebla y mucha humedad, lo suficiente como para tener la ropa húmeda, menos mal que a ultima hora decidí poner todo el equipo de cordura, bueno aunque siempre a ultima hora me dejo algo, al final optare por dejar en la moto los soto guantes y la faja lumbar, bueno la faja al venir Sandra no me hacia mucha falta ya que si va ella detrás digamos que me obliga a ir mas recto y sus piernas me dan calor en los riñones.

La ruta no era la que inicial tenia en mente, la idea era ir a visitar los lagos de Quesa y curvear un poco por la zona de Sumacarcer y Navarres pero antes de salir mi padre me comenta que hay una camino que parece que esta bien para ir en moto y así me evito algo de autovia y disfruto mas, le hago caso y cambio la ruta. En algo tenia razón, en lo de camino por que ese tramo no se podía considerar ni carretera, baches que parece cráter y poco o nada de asfalto así que nada, en la zona de Tous nos quedamos viendo el embalse y entre vuelta y vuelta se nos pasa media mañana.

La única ruta que me viene para volver a casa sin tener que rodar sobre lo rodado es por la costa, bajando de la zona de Tous donde no había nada de niebla hasta Tavernes de ahí a Cullera no disfrutando mucho del paisaje ya que no había mucho sol y como ya he dicho la niebla se había apoderado de media mañana en toda la costa.

Pasamos Cullera con la parado obligatoria a tomar un café y la lado de la playa hacernos unas fotos, después de la ultima parada y conforme nos acercamos a Valencia por la Carretera del Saler la niebla se disipa y se ven mejor los rayos del sol que iluminan la Albufera y sus campos de arroz llenos de agua como todos los años en esta fechas, pero la leve subida de temperaturas y la humedad de los campos de arroz hacen salir miles de mosquitos que acaban estampados en la pantalla de mi moto y bueno alguno que otro en el pantalón.

Y lo mejor para acabar la mañana con el cuerpo fresquito de ir con la moto un buen caldero de arroz caldoso calentito que ha preparado mi suegra.


Señoras y señores esto es vida!

Salud, saludos y kilómetros!

3 comentarios :

  1. Esto es vida, tu lo has dicho...nada mejor que darse una escapada de vez en cuando.

    Buenos recuerdos de esa zona, hace mil años que no voy por alli...

    ResponderEliminar
  2. Salutacions desde Algemesi:

    Que mejor para perderse, que tu moto y tu pareja.

    ResponderEliminar
  3. Da gusto verte rodar compañero! nada como la vuelta a la normalidad para templar ánimos y pensar en bonitas rutas ;-)...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar