11 ago. 2010

Navarra, día 5 Cambiamos de comunidad, País Vasco.


Hoy si que nos toca madrugar! Y mucho a las 8.00 de la mañana anos despertamos por el camping no hay ni un alma y lo único que se oyen son los pájaros de buena mañana que están por la zona de acampada picando restos de migas y comida que se deja la gente, nos arreglamos y nos vamos, ya desayunaremos por el camino.
Ria de Bilbao
Tenemos unos 150 Km. hasta Bilbao aproximadamente, los accesos son buenos y no tenemos ningún tipo de problema de trafico, como vamos justos de tiempo ya que tenemos que ir y volver en el día lo mejor es coger la autopista de peaje ya que son escasos 12 € y te ahorras muchos kilómetros de nacional. Nada mas llegar a Bilbao no nos complicamos la vida y aparcamos en un parking subterráneo. Nada mas salir nos encontramos con el ria de Bilbao la cual cruza toda la ciudad, el ambiente es fresco así que pasear por la ciudad no agobia.

Vista del museo guggenheim desde lo alto de una pasarela

Preguntando y siguiendo las señales nos dirigimos el Guggenheim, impresionante el museo, impacta la construcción y puedes estar horas y horas viéndolo que no te cansas, aprovechamos para hacer algunas fotos del entorno. Después de un rato paseando y visitando el museo nos vamos hacia el parking, aun nos queda un rato mas de carretera hasta Berbemo.

Panorámica de Berbemo

De nuevo en el coche vamos dirección de Berbemo, mas concreto de San Juan de Gaztelugatxe, una pequeña isla unida por un paso construido por el hombre donde encontraremos una de las vistas mas bonitas de todo el viaje. Para acceder a la zona tenemos que dejar el coche arriba del todo y ahora nos toca sufrir un poco ya que son más de 5 kilómetros caminando, claro, a la ida bien pero luego toca subir…

De fondo San Juan de Gaztelugatxe

Acceso hacia la iglesia

Vamos bajando poco a poco y en cada curva tenemos la vista de la isla, que es preciosa. Bueno ahora que pienso no se si exactamente es una isla, un peñón o islote. Después de un buen rato bajando nos la encontramos de frente con toda la senda que sube hasta lo alto de la ermita y de fondo tenemos la campana de la iglesia y el sonido de las olas del mar cantábrico rompiendo contra la costa. Aunque pusiera mil fotos no puedo transmitiros la sensación de estar allí.

Click para ampliar

Yo flipaba con los paisajes, no salía de mi asombro y eso que había visto fotos pero no es lo mismo estar allí. Os dejo un video que grabe desde la parte de la entrada para intentar transmitiros lo máximo posible lo que yo sentía.

Bueno ahora toca subir del monasterio, aunque hay viento del norte al no ir preparados se hace muy pesado la subida son muchísimos escalones y curvas y mas curvas, además voy mirando el suelo ya que allí esta lleno de lagartijas y no me gustaría chafar ninguna, hubo un momento que parecía que la pared se movía y era que habían mas de 50 lagartijas en la pared y al pasar la gente se escondían y daba la sensación de que la roca se movía.



Después de estar allí un buen rato toca la subida hacia al coche, mirar si fue pesada que rompí las zapatillas y todo, allí mismo las tire ya que estaban hechas polvo! Y bueno, son las 5 de la tarde, no hemos comido y las tripas suenan como si tuviese un perro dentro gruñendo así que a buscar algo rápido por el camino y al camping, hoy estamos destrozados y tenemos unas ganas impresionantes de llegar y acostarnos.


Ver mapa más grande

Continuara…..

No hay comentarios :

Publicar un comentario