30 may. 2014

Día 10 – Aventura por los aires de Arizona

Hoy es el día que más pronto nos levantamos, a las 4.30 suena el despertados nuestro plan es ir a ver el amanecer desde el borde del Grand Canyon, habíamos visto que ese momento era mágico y después de ver el anochecer pensamos que el amanecer sería más espectacular si cabe. Nos abrigamos bien ya que por la mañana estaríamos sobre los 10-12 grados y es que hacia un frió que pelaba! Vamos hacia el parque y cogemos un buen sitio para ver el espectáculo.

  

Pues que queréis que os diga, no sé si fue porque habían algunas nubes o porque tenía mucho sueño, pero no me impacto tanto el amanecer como el anochecer, no sé, me quede algo despagado, igual desde otro punto del parque se hubiese visto mejor, pero a mí no me impacto mucho.

Una vez pasado el “espectáculo” con aplausos del público incluidos, nos vamos hacia el hotel a darle al desayuno que tenemos pendiente, no quiero abusar mucho del desayuno ya que en un par de horas tenemos la excursión en helicóptero y no me gustaría liarla en pleno vuelo ya que según he leído el helicóptero es bastante movido. Los desayunos de los hoteles en general donde tuvimos fueron bastante buenos y copiosos, hay que tener en cuenta que los americanos no hacen almuerzos, así que el desayuno es fuerte luego hace una especia de almuerzo comida y luego la cena.


Nos dirigimos al helipuerto y después de chequear nuestra reservas nos toca esperar mientras tanto vemos como personal del helipuerto entra y sale, ahí yo con mi ingles de “harbarcete” entro y le pido amablemente que si hay posibilidad de que nos toque a primera fila que sería muy especial ya que estamos de luna de miel, el chico mira la reserva y nos dice que no hay problema! Perfecto! Después de unos minutos aparecen los pilotos uniformados y nos indican que podemos acceder a la pista no sin antes ponernos el kit de seguridad.


La experiencia de montar en helicóptero ya de por si es impresionante, pero encima poder sobrevolar el Grand Canyon lo hace más especial aun! Todo lo tienen bien montado mientras sobrevuelas el Grand Canyon en el audio del helicóptero suena música tipo Jurasic Park que te hace vivir una experiencia única, y es que los 50 minutos que estas en el aire parecen escasos 10 minutos!


Aterrizamos en pista y nos hacemos una foto junto nuestro helicóptero y nos acercamos a la tienda de Suvenires donde no podemos evitar cargar alguna detalle, de nuevo acudimos al parking y cogemos el mustang para seguir la ruta que bordea el Grand Canyon y nos hace dejarlo atrás, aprovechamos para hacer algunas paradas antes del tramo largo hacia Monument Valley y así poder hacer alguna foto.

Saludos!

No hay comentarios :

Publicar un comentario