20 mar. 2016

09. Krabi, Phi Phi Island


Nuestro último día, ya nos hemos encargado de dejarlo todo cerrado con el hotel, nos guardan las maletas hasta la tarde ya que hoy teníamos que dejar la habitación. A las 8.30 nos recoge nuestra furgoneta en la entrada para ir al embarcadero donde saldrá nuestro speedboat hacia Bambu Island, menos mal, que hemos cogido chanclas y no deportivas!

Primera parada del Speedboat, Bambu Island un pequeño islote en mitad del mar, perfectamente podría ser el paraíso, aguas cristalinas ninguna construcción grande, alguna caseta hecha de cañas y poco más, sin duda seria espectacular pasar una noche entera allí, la vista del cielo sin nada de contaminación lumínica debe de ser única!

Lugar para estar muchos días desconectado
Segunda parada, está ya en Phi Phie Lei, The Lagon parada en un “lago” lo pongo entre paréntesis ya que realmente es una isla sin playa, todo montañas y nosotros paramos en el centro, impresionante, Sandra baja por las escaleras pero yo me animo a saltar desde el barco, una cosa más para mi libreta de cosas por hacer, saltar desde un barco al mar! Nos comenta el guía que no se ve el fondo no porque le agua este sucia si no por la profundidad que hay, da un poco de royo no poder ver el fondo!
La profundidad da miedo

Aquí había gente viviendo!
Seguimos nuestra ruta, ahora sí, hacia Maya Beach, esta playa es famosa por salir en la película La playa interpretada por Leonardo Dicaprio, en el barco hemos hecho amistad con otros valencianos, que llevan un guía privado, un canario afincado desde hace unos meses en Krabi. Nos comenta que ayer estaba todo mucho más lleno, que hemos tenido suerte de que este bastante más vacío, y eso que yo ya lo veía lleno!! Tenemos aproximadamente una hora para estar en la Isla, en todo este rato no salimos del agua y estuvimos haciéndonos fotos con la SJ4000, una pasada todo, una pena la masificación de estas zonas, y el poco tiempo, me imagino que si algún día volvemos intentaríamos tirar de gente de la zona para poder verlo mejor.
Escenario de "The Beach"

Antes de ir a comer hay una corta parada en Monkey Island curiosa isla, por no llamar peñón en mitad del mar llena de monos, lo que pasa que nos comenta que la marea esta alta y no hay playa y no podemos bajar, pero el patrón acerca todo los posible el barco para que prácticamente podamos tocar los monos, nos avisa que ojo con las cámaras que si cogen una te quedas sin ella, menudos pillos los monos!!

Listisimos los monos!
Nuestro patrón de barco nos hace señales comentándonos que ya es hora de zarpar, y que tenemos que ir a comer, la verdad que con el mareo del barco no me apetece mucho comer, pero la comida de estos días no es pesada, así que un poco de arroz blanco con carne y salsa tailandesa no se hace pesado.

Por la tarde como último punto de la excursión nos toca hacer snorkel en mitad de mar, nuevamente Sandra y yo flipando con la cantidad de peces que hay, de todos los colores y tamaño! Después de un rato buceando a mí ya me entra un poco de agobio, y decido poner el salvavidas para ir flotando, el barco más la comida…estaba algo mareado y no quería liarla!

De todos los colores
A la aventura!
Volvemos al barco y traslado a la costa, nada más llegar le explicamos al conductor del moto carro que nos lleva, que tenemos algo de prisa y que si nos pueden dejar los primeros en el hotel, dicho y hecho! Vamos…más deprisa no podía ir el conductor, nos da tiempo incluso de antes de salir hacia el aeropuerto de tumbarnos en las hamacas, bañarnos en la piscina y unas duchas en los baños, así que salimos hacia el aeropuerto sin tierra ni picores de agua de mar.

Traslado al aeropuerto sin nada que destacar, vuelo a Bangkok sin nada que destacar y el hotel del aeropuerto bastante chulo, damos una vuelta por el hotel, vamos lo que yo llamo ir de misión, y como ya por la noche nos ha entrado algo de cansancio decidimos cenar en la habitación,  y así pasamos de cambiar el dinero en el aeropuerto que siempre el cambio allí es a peor.

Al día siguiente poco que destacar, vuelo Bangkok – Frankfurt – Valencia.  + 16 horas de vuelo viendo películas en Latino en el avión. Una aventura más que contar y a pensar en nuestro próximo destino.

Saludos!

No hay comentarios :

Publicar un comentario