9 jun. 2015

Barcelona 2 días en la ciudad condal. Día 1


Buen@s a tod@s!

Llegamos a Barcelona a primera hora, hoy es un día algo triste, después de estar 7 días con gente fantástica toca despedirse y es una pena porque nos llevamos muchos recuerdos y muy buenos! Aunque seguimos un buen rato recordando anécdotas y de risas, aunque nos duela mucho tenemos que pasar página y despedirnos, en lugar de decirnos adiós, lo dejamos en un “hasta luego”

Ponemos rumbo al hotel, tenemos un pequeño paseo y de camino localizamos el restaurante donde vamos a comer ese día y que nos recomendó nuestro amigo Edu, estamos algo cansados la verdad, durante el crucero no hemos parado ni de visitar sitios ni en el barco, pero nada más llegar, dar un vistazo al hotel y dejar maletas nos vamos hacer turismo por Barcelona.

Sandra tiene la ruta ya clara y como primer punto tenemos la Basílica de Santa Maria del Mar, lo tenemos cerca a 5 minutos del hotel, así que aprovechamos este primer día para patear bien! Nuestro siguiente punto es ir hacia el palacio de la Generalitat y de ahí a la parte final de las Ramblas y subir por estas hacia el mercado de la Boqueria, aquí disfrutare muchísimo fotografiando los puestos del mercado que son una pasada! Además de probar un cucurucho de buena fruta fresca. Después de este pequeño paseo matinal vamos al restaurante japonés que nos recomendó Edu y al hotel a descansar un poco.





Ya por la tarde y con muchas ganas toca visitar El bosc de les fades, es un bar que está al lado del museo de cera, dentro la decoración es un bosque soñado por una niña la cual tiene su habitación dentro del mismo bar, la decoración es una pasada pero creo que están abusando de la fama de este ya que cobrar a 5 euros y pico dos cafés con leche y encima que no te los sirvan en la mesa pues bueno… además estando 3 camareros en barra hablando y el cuarto de baño con un palmo de mierda, pues bueno, torres más grandes han caído, para visitar una vez está bien, para repetir, no.

Entrada Bosc de les fades

























Ahora toca subir las ramblas paseando poco a poco hasta la casa Mila un paseíto de 3.5 kilómetros pasando por la Plaza de Cataluña y por la Casa Batllo, en total entre subir, bajar y llegar al hotel un agradable paseo nocturno de 10 kilómetros, aquí me encanta fijarme en la gente y es que se nota la diferencia de que en esta ciudad hay muchas mas tribus urbanas y tipo de gente diferente, en la puerta de apple que esta al final de las ramblas, lo podéis flipar! 





Volvemos al hotel y para acabar el día me subo a ver las vistas nocturnas desde la azotea donde se encuentra la zona de relax!

Saludos!


No hay comentarios :

Publicar un comentario