4 abr. 2010

Esos locos moteros.


El mundo de la moto se puede vivir de muchas maneras, desde la persona que tiene una moto en el garaje y solo se dedica a customizarla hasta el aventurero que lo que buscas son sensaciones nuevas viajando miles y miles de kilómetros.

Yo me considero más de la parte de la gente que le gusta viajar, por eso como veréis todas las modificaciones de mi moto son para ir mas cómodo o poder cargar mas equipaje.

Los moteros en general somos gente extraña, ya que si analizamos una moto y la comparamos con un coche todo son pegas:

-> Mantenimiento de un coche es mas barato, un ejemplo claro las ruedas de mi coche 190 € las 4 las de la moto 320 € dos. Revisiones del coche cada 20.000 Km. 150 €, moto cada 6000 Km. y por el estilo.

-> En coche cuando llueve, hace frío o calor todo se soluciona regulando la climatización en moto cuando llueve te mojas, cuando hace frío tiritas y cuando hace calor te asas, pleno julio por dentro de la ciudad es mortal.

-> El tema de seguridad el coche gana de camino a la moto.

-> Y en tema de comodidad más de lo mismo, quien no ha sufrido dolores de riñones después de rutas de 700-800 Km.

Mantenimiento de nuestras motos, cambio filtro aceite

Y entonces ¿Por qué vamos en moto? si al final todo son pegas, incomoda, gasto de dinero, peligrosa y un largo etc., para mi solo la moto me puede dar esa sensación de libertad que tengo cuando voy por carreteras solitarias disfrutando de cada curva y puerto de montaña.

O esa sensación de alegría cuando has pasado la mitad de un país congelado a temperaturas máximas de 0 grados y mínimas de -17 grados con los dedos entumecidos y con 14.000 prendas de ropa para intentar combatir ese frío que al final entrara por un lado u otro.


La verdad que no me extraña que a los que nos aventuramos a salir todo el año nos llamen “locos” pero no solo a los que llevan las motos ojo! También a nuestras acompañantes, si! Esas que siempre están ahí compartiendo cada kilómetro, sufriendo la incomodidad del asiento del copiloto y que al final y al cabo para mi también son moteras.

Ahora mismo tengo la moto en el taller cambiando ruedas, correa y discos de embrague y la verdad aunque el gasto va a ser alto no me duele tanto por que se que cada € invertido va a ser muy bien disfrutado. Así que esta semana Santa disfrutare del coche, que también me encanta conducirlo y de la tranquilidad y reposo, para preparar mis riñones para la ruta de la semana siguiente Valencia- Barcelona- Girona. Con mi gran amigos Dreamer y la magnifica gente de Darkwings.

Salud, saludos y kilómetros!

2 comentarios :

  1. Amén hermano, sabias palabras la tuyas, si no fuera así nunca seríamos motoristas de verdad, ah! y que recuperes pronto tu montura...

    Un abrazo y millas.

    ResponderEliminar
  2. Desde aqui recomiendo que paseis por el blog del compañero Freebird, espcialmente por la ruta que se marco a Letonia!!

    gracias por tu visita y por tu comentario!

    ResponderEliminar